Campus de verano de Balonmano

El seleccionador nacional de balonmano de Francia, Didier Dinart y el jugador del Ademar León, Juanjo Fernández, han visitado esta tarde en el Quijote Arena el Campus Municipal de Balonmano que se celebra hasta mañana en Ciudad Real. En su regreso a la cancha de juego del histórico Balonmano Ciudad Real, los dos han transmitido a los niños y niñas los motivos que les llevaron a jugar al balonmano, su trayectoria deportiva, y han contestado a las preguntas que los pequeños les han formulado, antes de fotografiarse con cada uno de ellos.

Dinart reconocía que “hemos vivido momentos impresionantes en el Quijote Arena, pero las cosas pasan y yo quiero quedarme con los buenos recuerdos, porque ha sido excepcional para una ciudad pequeña poder dominar Europa. Prefiero quedarme con el buen sabor de sabor de boca de que continúan el balonmano aquí, en segunda división de honor Plata, y a ver si poico a poco se va superando, y por qué no dentro de unos años podemos estar en División de Honor”.

El francés admitía que con su presencia en el campus, y con el apoyo al balonmano de Ciudad Real “ayudamos de la manera que podemos. Somos referentes para estos niños y queremos transmitirles los valores del deporte: la humildad y el trabajo que se necesita para llegar al alto nivel. Hay que ser muy disciplinados y los entrenadores queremos transmitir estos valores”.

Preguntado por su experiencia en el banquillo de la selección gala, reconocía que “de momento hemos empezado bien. El mundial ha sido la prueba de fuego, después de ser tres años segundos, empezar con un mundial en Francia con la idea de ganar, y hemos empezado bien. De momento hay que disfrutarlo.

Por su parte Juanjo Fernández, que asistió hace años a estos Campus de Verano, afirmaba que “nunca pensé que cuando vine al primer campus de Ciudad Real iba a estar 10 – 12 años después, pero de otra forma, dando una charla a los chicos. Agradezco a los chicos que estén contentos por verme y es una cosa que siempre ves desde pequeño pero que nunca te imaginas que va a llegar”.

Como consejo, el jugador del Ademar les transmitía “que estudien y que al final el deporte es una vía de escape para pasárselo bien, para que puedan conocer a un montón de gente, que es con esas relaciones con las que hay que quedarse”.

Tras su operación hace unos meses, reconocía que el hombro va bien, y está comenzando a ganar movilidad, aunque tiene que volver a ver al cirujano para ver si puede comenzar la temporada normal. Si no en septiembre sería cuando comenzara la pretemporada, y en octubre deseaba que ya pueda volver a estar jugando partidos.

La concejala de deportes, Nohemí Gómez-Pimpollo, les ha entregado una placa de reconocimiento por su paso por el Campus, y reconocía que en la cuenta atrás del mismo “es una ocasión más para que aprendan de los maestros del balonmano”. Gómez-Pimpollo agradecía el esfuerzo por estar aquí “por que aunque estemos en vacaciones, el tiempo personal es difícil gestionarlo y contar con su presencia es una gran satisfacción”.

Concejalía de Deportes

Cómo llegar desde: